La Garlopa Diaria

7 enero 2017

Piglia, una prosa lacónica y elíptica

Ricardo Piglia. // Foto: CLARÍN

Ricardo Piglia. // Foto: CLARÍN

Ha muerto Ricardo Piglia y no sé si el desconocimiento en España sobre la literatura latinoamericana permitirá apreciar el drama de este óbito. Fue un escritor sutil y excelente que desde hace muchos años arrastraba la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). De hecho, tal como contó El Mundo, tuvo que batallar con la enfermedad pero también con el seguro médico, que le racaneaba la cobertura y el coste de las medicinas de su tratamiento.
Creo que ya lo dije aquí hace unos meses, pero hay pocos libros que me hayan atrapado tanto como Los diarios de Emilio Renzi, álter ego de Piglia. Los años de formación y Los años felices son los volúmenes publicados hasta ahora. La trilogía se completará este año con Un día en la vida. Me gustó su prosa lacónica y elíptica, su pensamiento agudo e irónico al mismo tiempo, la transparencia con la que destripa sus años de formación, su credo filosófico y, sobre todo, la sencillez con la que desgrana las cosas que verdaderamente importan en la vida: los afectos, las lecturas, los amigos, los viajes. De sus diarios se podría decir lo mismo que él dice en estas páginas sobre El oficio de vivir, de Pavese: un libro admirable cargada de una tensión a la vez lúcida y trágica. La narrativa de Piglia, balsámica, alimenta las ganas de vivir.

 

 

 

Dejar un comentario